Ruta del Califato

Ruta del Califato

La Ruta del Califato une las ciudades de Córdoba y Granada atravesando tierras de Jaén. El itinerario transita por un hermoso y tranquilo campo, que une diferentes pueblos llenos de historia y cultura. Estos parajes fueron testigos vivientes de la relación en paz y en conflicto entre los reinos musulmanes y cristianos.

Desde las cimas de las montañas se pueden vislumbrar construcciones de estilo árabes y cristianas, mezclándose con paisajes maravillosos, y hasta con el parque natural de las Sierras Subbéticas Cordobesas.

Esta ruta une las capitales del al-Andalus califal y nazarí -Córdoba y Granada, fue uno de los más transitados en la Península Ibérica durante la Edad Media, lo recorrieron mercaderes venidos de todo el mundo conocido que abastecían y comerciaban con estos importantes núcleos de población; fue también el camino del saber, de las ciencias y de las artes.

Durante el período califal, Córdoba fue la capital de la sabiduría del Occidente musulmán. Era una de las ciudades más adelantadas de su tiempo.

A la Ruta del Califato se la considera un nexo de unión entre las tres provincias por las que transita -Córdoba, Jaén y Granada- y la cual sirve para impulsa su desarrollo tanto cultural como económico.

La ruta del Califato puede ser completa si se realizan excursiones a Sierra Nevada o a los pueblos de las Alpujarras. Desde Córdoba se pueden seguir dos rutas. La ruta sur pasa por Aguilar de la Frontera y Priego de Córdoba, mientras que la ruta norte transcurre por Espejo y Baena. Se cruzan en Alcalá la Real y desde ahí se sigue directamente por la N 432 o se pasa por los pueblos de la vega granadina en dirección a Granada. Completar dicho recorrido puede llevar dos o tres días.

La mejor época del año para realizar este viaje es de primavera a principios de verano (de marzo a junio) y otoño (septiembre y octubre).

Mientras se disfruta del recorrido de la ruta del Califato, se pueden realizar diferentes actividades como: Senderismo, ala delta, montar a caballo, deportes aéreos, caza y esquí.

Como podrán ver en la ruta del Califato, se puede hacer de todo, desde disfrutar del paisaje, realizar actividades deportivas, deslumbrarse con la cultura lugareña, y hasta compartir las romerías del lugar. Una cita infaltable con la aventura.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *